Friday, February 26, 2010

Mini gordis

Ahorita que está tan en boga esto de que somos el primer lugar en obesidad infantil a nivel mundial y que la alimentación en las escuelas y demás... Recuerdo que hace un par de años, en la escuela de mi hija se tuvo la iniciativa de quitar de la cooperativa la comida chatarra, lo cual inició con un debate entre papás y maestros para decidir qué era comida chatarra y qué no; algunos pensaban que las palomitas eran chatarra, otros no. Unos pensaban que las barritas de cereal eran chatarra, otros no. Todos estaban de acuerdo en que Sabritas por ejemplo en general era chatarra.

La iniciativa además pedía que los papás no le pusiéramos a los chamacos de lunch comida chatarra. Igual inició un debate. Algunos papás decían "si yo le di a mi hijo huevito con jamón en el desayuno, no veo nada de malo ponerle una dona de lunch".

Total que en ese entonces arrancó con bombo y platillo la iniciativa. Los papás poníamos nuestro granito de arena y no les poníamos a los chamacos cosas fritas o dulces. Que la manzana, que el sandwich, que el yogurt. Sin embargo, al cabo de un rato, que no recuerdo cuánto fue pero no ha de haber llegado ni a un año, todo estaba como antes: algunos niños empezaron a llevar de lunch la chatarra, por lo que otros papás dijeron "si otros niños sí, por qué el mío no?" y de pronto incluso la misma escuela volvió a meter en la cooperativa Sabritas y refrescos y todo se vino al traste.

Entonces, ahora que se habla en la clase política sobre medidas de reducción de peso en los niños, mi particular punto de vista, -y en base a la experiencia-, es que no sirve de un carajo quitar de la cooperativa lo que engorda. ¿Qué es lo que realmente serviría? Creo yo una educación integral en casa, no en la escuela.

Mi Kix versión mini y yo no somos varitas de nardo. Nuestra complexión es de que si nos descuidamos, engordamos. Entonces me verán recordándole a ella cuando se come unos churritos o dulces, que eso es frito por lo que engorda y que por lo tanto no habrá en todo el día otro chatarro. No quiero traumarla ni mucho menos volverla anoréxica cuando crezca, simplemente que haga conciencia de lo que come!!!

10 comments:

chilangoleon said...

todo=es=moda=en=este=pinche=pais

Sidurti said...

En los últimos meses los políticos se han puesto en un plan de ¡Alguien quiere pensar en los niños!
Y el problema no es sólo lo que se come, también es cuestión de moverse... y teniendo a la mini Kix podrían dedicarse ratos a jugar, a correr, patinar,a divertirse nomás, sin tener que inculcarse un "plan de ejercicio y alimentación", que, eso sí, en los niños me parece más peligroso.

Antonio said...

Cuando leí este post pensé que se trata de un debate fresa que empieza por las discusiones bizantinas típicas de las escuelas privadas. Cuando pensé eso me sentí un poco identificado con chilangoleón (aunque yo soy definitivamente más naco) pensé que lo mejor es utilizar el potencial de gordura para exportar excedentes. Hay que ser positivos.

Un Abrazo.

Jolie said...

la mentalidad del mexicano
para ponerse a tono y de acuerdo a la "modernidad" que indica que una sociedad preocupada por la salud de su población toma esa clase de medidas

en realidad
son pamplinas...

mentalidad mexicana
quita las papas fritas y demás cosas chatarra de las tienditas y cooperativas pero un chico .. se las arreglara porque estan por todas partes¡¡

vaya cultura...
si hasta en cada esquina hay fritangas
:S

marichuy said...

Mi Kix

Y a veces, hay madres que por las razones que gustes y mandes, son ellas quines acostumbran a sus críos a comer pura chatarra: desde hamburguesas de McDonald´s, pasando pro donas Bimbo hasta llegar a las sopas Maruchan. Triste. Ahora si que, parafraseando al Javier Aguirre: país jodido y además gordo.

Un abrazo

W said...

Jajajajaja

El comment del Toñejo !!!!!!!

Juan de Lobos said...
This comment has been removed by the author.
Juan de Lobos said...
This comment has been removed by the author.
Juan de Lobos said...

En realidad lo que ha hecho obesos a nuestros niños no es lo que comen, si no que ya no realizan actividad física. Nosotros, cuando niños, salíamos a jugar, estábamos todo el día de la seca a la Meca jugando cascaritas, a los "encantados" a las "trais", "bote pateado" y demás. El cambio no se debe de dar en las escuelas, se empieza, bien o mal, desde la propia casa.

Aullidos y besos para ti.

Abraxas said...

Yo creo que lo obeso no es por lo que comen en la escuela, sino por lo que comen en su casa, y si... tambien por lo que dice Antonio, porque se la pasan de guevones en el sillón de su casa jugando xbox... Pero pues.. Ni modo que se salgan a la calle a que los secuestren o los agarren los sicarios... ¿que no?

Blog Archive